Liga SFC
  Liga SFC - Plataforma de Acción para la defensa de los derechos de los afectados por el SFC
  
Identificarse 






 ¿Has perdido tu contraseña?
 ¿Nuevo usuario? ¡Registrate!

Menú principal 

Tu historia 

  • Nos interesan tus vivencias personales.
  • Ver otras historias

  • Puedes mandarnos un correo a indicando que es para ser publicado.

Idiomas 
Idioma preferido:

Català English español

 
  LA INCERTIDUMBRE - de Nenuca    
Enviado por edu - 2904 lecturas 
Historias reales de personas con SFCLA INCERTIDUMBRE

La vida no es fácil.

El tema está lleno de tópicos pero no sirven para ser utilizados en un caso propio.

Los aparto.

A medida que los vamos viviendo se cruzan en nuestro camino situaciones y momentos, de todos conocidos, que nunca creíste que pudieras hacer tuyos pero que se convierten en únicos cuando se filtran en ti.

La incertidumbre.

En los momentos críticos que ha habido en mi vida la incertidumbre ha sido lo más difícil y duro a lo que enfrentarme.


Ahora, de nuevo, he de enfrentarme a ella, ya que se me presenta un futuro incierto sembrado de conjeturas, pero, ¿en qué medida afectará a los que me rodean...?
¿qué hacer...?

La enfermedad.

Nunca hay certeza en nada, puesto que en el fondo somos bastante limitados y también lo es la ciencia que hemos ido creando.

Consultado el médico y una vez expuestos mis temores e inseguridades me respondió (sic) "tenga la certeza de que es la enfermedad mas incierta que existe", se desconocen las causas que la originan o provocan e incluso desconocemos su evolución, solo tenemos tratamiento para los brotes que por otra parte ignoramos la frecuencia de su aparición o su virulencia.

Me cargan con un bagaje que intentaré llevar lo mas dignamente posible, también dicen que con un comportamiento, por mi parte, sereno, relajado y alejado del stres, puedo influir en la enfermedad ¡menuda responsabilidad para con los que me acompañan!.

Dudas.

¿Sabré salir adelante sin causar estragos a mi alrededor? ¿Podré llevarlo sin cargar en ellos mas de lo que puedan o quieran soportar?.

Por otra parte: Puedo vivir... pero me estoy asfixiando.

Necesito tener "mis momentos" y disponer de un "espacio mío" que quiero exigir a mi familia me dé.
Tengo que hacerselo ver para que lo comprendan y no hacerles daño, lo más difícil será el día a día, en los momentos de "un pico" todos podemos hacer un esfuerzo, pero, ¿qué pasará cuando esto haya de ser continuo...?

Los chicos son aún jóvenes, es difícil, no les va a ser fácil; mi marido es maravilloso en el día a día, puede con el sprint, pero..., si hubieran muchas recaídas ¿se le haría excesivo el tema?. No quisiera fallarle: le quiero muchísimo.

Es horrible pensar que no está en tus manos la solución y que hay tantas conjeturas a tu alrededor.

Vuelvo, como siempre, al principio, esa dichosa incertidumbre que me da tanto que pensar, que me lleva siempre una cabeza de ventaja en, ésta mi vida, y que en cuanto me relajo es opresiva como una losa.

El apoyo.

Cuento con gente fantástica a mi alrededor que ya me han demostrado en diversas ocasiones que a la mínima necesidad están ahí, es como un seguro de amor. Como dijo Pau Casals. "El món està ple de gent bona, són com els bolets, estàn amagats, nomès cal buscar-los,
Busca'ls, els trobaràs."

Cuantos paralelismos, cuantas situaciones parecidas vividas antes, incluso recientes, pero que diferentes en si mismas por darse en otro momento y con distinto estado anímico.

Las experiencias acumuladas a lo largo de la vida, para mí no son mas que eso, experiencias, sirven como anécdotas pero cada momento es diferente, único y
definitivamente irrepetible.

Tengo escondido un As en la manga que me permite jugar con alguna ventaja, lo utilizo a menudo, pero últimamente cuando dispongo de él me hace ser más consciente de su ayuda como refugio, del cual salgo siempre fortalecida.

Sólo una cosa le pido a Dios más intensamente: si tiene que ser muy largo y penoso, que no sea mas de lo que mi marido pueda soportar y pueda tenerle a mi lado, soy consciente de lo egoísta de mi posición, pero necesito su apoyo y su cariño, él sabrá cómo hacerlo. Siempre ha sido justo, ecuánime y consecuente, esto sumado a su maravilloso sentido del humor, es lo que nos dará el soporte base para seguir adelante. Me dará la seguridad que en estos momentos me flaquea, seguro, cuento con ello, solo saberlo ya me tranquiliza.

Saldré adelante, yo sola, sin apoyarme en exceso en los demás, pero, eso sí, sabiendo que los tengo ahí por si los necesito.


Nenuca
Barcelona, Clínica del Pilar, martes 13 de julio de 1999
Sábado, 17 Febrero, 2007   Enviar esta historia a un amigo  Versión imprimible  
LA INCERTIDUMBRE - de Nenuca | Entrar/Crear una cuenta | 0 Comentarios
Los comentarios son propiedad de sus respectivos autores.
No somos responsables de su contenido.